Hospital de Antezana en Alcalá Henares

Alcalá de Henares y sus notables edificios, como el  Hospital de Antezana, más conocido como “el Hospitalillo”, convierten el paseo por sus calles y plazas en una lección de historia y de arte.

CASA DE LOS ANTEZANA, s. XV

Hacia la mitad de la larguísima y soportalada calle Mayor (386 m.) de Alcalá de Henares, que ya desde el siglo XIII unía las dos plazas donde se celebraban mercados, la de Abajo o de la Picota y la Arriba o del Mercado (hoy Plaza de los Santos Niños y Plaza de Cervantes respectivamente), se levantó en plena aljama judía,

Hospital de Antezana

 

Hospital de Antezana

y justo enfrente de la Sinagoga Mayor, una noble casa-palacio, de estilo mudéjar para domicilio del matrimonio compuesto por don Luis de Antezana, doncel que fue de rey Juan II de Castilla (1405-1454) y doña Isabel de Guzmán, dama de la reina consorte Isabel de Portugal (padres de Isabel la Católica).

Hospital de Antezana
Podemos leer aquí que la Sinagoga Mayor de Alcalá se situaba en lo que hoy se conoce como Corral de la Sinagoga, con salida hacia el nº 10 de la calle del Carmen Calzado. Está en  la ruta del Paseo por la Ciudad de las Tres Culturas

 

Hospital de Antezana
Foto obtenida en DREAM! ALCALÁ (Turismo Ocio y Cultura en Alcalá de Henares)

El espacio ocupado por la casa era,  y es, el único sin soportales de toda la calle, es decir que dejaron libre toda la fachada para su lucimiento, lo que da imagen de su importancia en la época… Ahora sólo se conserva de la original el gran alero mudéjar que lo remataba y que cubría un gran balcón corrido, que desapareció también en una reforma de las dçecadas 70/ y 80 del  siglo XIX, en la que se suprimeron algunos accesos y huecos y se cubrió toda la fachada mudéjar de ladrillo y mamposteria con varias capas de enfoscado y revoco, fingiendo el muro de cantería que ahora vemos… En su ángulo izquierdo y en la fachada lateral, en ángulo de medianería con la Casa de Cervantes, puede aún verse como era originalmente.

Hospital de Antezana

En realidad la Casa de Cervantes también está libre de los soportales sostenidos por las columnas… He intentado averiguar, sin éxito,  si es que este espacio correspondió al solar de los Antezana en algún momento. Como se sabe fue el gran investigador Luis Astrana Marín el que en 1948 fijó en este lugar la casa familiar en que Miguel de Cervantes vino al mundo.

 

Hospital de Antezana

Esta próximidad y el oficio de sangrador del padre de Cervantes, hacen sospechar que estuviese vinculado de alguna forma al Hospital, pero hasta ahora no se ha encontrado ninguna documentación que lo acredite.

Hospital de Antezana

FUNDACION DEL HOSPITAL

 

Hospital de Antezana

El noble y piadoso matrimonio, no tuvo hijos y en 1483 decidieron fundar, en parte de la casa, pero independiente de ella, un pequeño hospital que atendiera y diera cobijo a doce pobres o ancianos enfermos, para lo cual se hicieron varias reformas, que fueron las primeras de una larga serie que ha sufrido el edificio, como ya hemos visto, en sus más de cinco siglos de existencia.

Al año de esta decisión murió don Luis y su esposa en 1504. En su testamento,  fechado en Alcalá de Henares el 18 de octubre de 1483, donaron gran parte de su fortuna para la creación de una casa de acogida de enfermos, bajo la advocación de Nuestra Señora de la Misericordia, regido por un Cabildo de Caballeros, que han conseguido que siempre haya estado en funcionamiento, sobreviviendo en muy adversas circunstancias, guerras y revoluciones que tanto han afectado a Alcalá, durante más de cinco siglos, cumpliendo  el deseo de sus fundadores.

Hospital de Antezana

Ambos se encuentran enterrados en la iglesia del hospital pues la capilla funeraria, también fundada por don Luis Antezana,  en la iglesia de Santa María donde fueron sepultados en un principio, fue derribada por un incendio. De la citada iglesia de Santa María, en la Plaza de Cervantes, y donde éste fue bautizado, se conservan, no obstante, los espacios y los nombres de la “Capilla de Antezana” y la del “Oidor”, dedicadas ambas a exposiciones relacionadas con Cervantes.

EL INTERIOR DEL EDIFICIO

Desde hace muy poco tiempo puede visitarse su espacio interior en una visita guiada que es un placer realizar. En la última y cuidada restauración se han cuidado los detalles y se han descubierto algunos detalles primitivos muy interesantes.

Hospital de AntezanaComo estos artesonados con escudos, como el jaqueado del extremo izquierdo de los Antezana y los calderos con asas levantadas y cabezas de serpientes de los Guzmán, tal y como hemos visto también en una de las columnas primitivas a la entrada

Hospital de Antezana

Hospital de AntezanaY algún suelo también primitivo y huecos de puertas que se desconocían.

La primera sensación nada más entrar es la de estar en otra época y quizá en otra ciudad…El recuerdo de los entrañables patios toledanos esta aqui muy presente…

Hospital de Antezana Hospital de Antezana

 

SAN IGNACIO EN EL HOSPITAL

Pero una de las cosas más notables y desconocidas está vinculada a la estancia de San Ignacio de Loyola en el hospital

Desde 1543 se documenta la llegada de la recién fundada Compañía de Jesús a Alcalá de Henares, y con el tiempo se fueron extendiendo en la ciudad como podemos ver en el enlace anterior. Cuando fue canonizado en 1622, los jesuítas de Alcalá quisieron honrar de una forma especial este lugar del Hospital de Antezana, donde Ignacio había llegado en tales condiciones de pobreza que le fue ofrecido cobijo a cambio de cocinar para el resto de acogidos, y donde en ocasiones predicaba subido en el pozo del patio que ahora vemos,

Hospital de Antezana

La idea fue construir una capilla en su honor, dentro de la iglesia que va paralela y tiene su entrada por la calle Mayor. Esta capilla en honor de san Ignacio se situa a los pies de la iglesia, frente a la puerta de entrada (que es de 1576 y la piedra  procede de la Cuesta de Zulema)  cerrada por una verja de hierro y cubierta por una cúpula sobre pechinas decoradas con elementos reales y fingidos.

 

Hospital de Antezana

La capilla ocupa la zona inferior al cuarto que ocupó san Ignacio pero la cúpula no sobresale al exterior sino que está “escondida” en lo que fue su humilde habitación y que, tras la última rehabilitación que se ha llevado a cabo en todo el edificio, nos permite alcanzar una insólita visión del exterior de la citada cúpula…. ¡verlo para creerlo!

 

Hospital de Antezana

Aquí vemos la “secuencia”completa. Abajo el pozo y tras él el muro que nos separa de la capilla; arriba en la galeria, en línea con el pozo y tras de la puerta acristalada está  la cúpula y sobre el tejado que la cobija vemos la linterna de la cúpula y a la derecha la puerta acristalada   la de la cocina donde guisaba.

Primero lo veremos desde el interior de  la capilla

Hospital de Antezana

Este es el interior de la cúpula

 

Y este su exterior…

Hospital de Antezana

y con algunas inscripciones

Hospital de Antezana

Hospital de Antezana

Pasamos, tras esta gran sorpresa, a ver la cocina

Hospital de Antezana

y en primer término una silla hecha de un tronco que se cree hizo el propio Ignacio…

LA SITUACIÓN ACTUAL

En el pasado siglo la Fundación atravesaba una situación penosa y apenas se podía atender a los ancianos… La intervención de las Siervas de María (Congregación fundada en 1851 por Soledad Torres Acosta) que estaban en Alcalá desde 1893 fue decisiva para su mantenimiento, y así se lo agradece el Cabildo en esta lápida colocada en el patio.

Actualmente la dirige Mensajeros por la Paz fundada en 1962 por el Padre Angel.

Hospital de Antezana

El edificio que alberga la residencia fue construído por Martín Pastells, (Figueras (Gerona) en 1856 – Madrid 1926) que tantas y tan buenas obras tiene en Alcalá. Hospital de Antezana

Á la salida nos despedimos de la fuente que surtió de agua al Hospital y que estuvo en su exterior.

Hospital de Antezana
Fuente de Santa María de la Misericordia 1729

Fuentes

El libro DATOS HISTÓRICOS Y EVOLUCION ARQUITECTÓNICA DE LA FUNDACION ANTEZANA, de Carmen Román Pastor y Jesús Fernández Majolero. Alcalá 1996

y las oportunas explicaciones de la guía de la visita.

5 pensamientos en “Hospital de Antezana en Alcalá Henares”

  1. Qué maravilla. Me encanta ese patio, ya lo sabes, y la iglesia, así que tu post me parece precioso, descubriendo esa arquitectura antigua… tengo que ir a la visita guiada. Gracias, María Rosa.

    1. Mercedes, yo te contesté y me pareció que había salido el comentario, pero compruebo que no fue así. Lo siento porque siempre me da mucha alegría recibir tu comentario y saber que te ha interesado el tema. Ya me contarás tus impresiones sobre la visita guiada.

  2. Tres referencias valoro en tu artículo, María Rosa: 1) la atención que muestras por los

    suelos al hacer las fotos, el adoquinado de la calzada y las losas de piedra en la calle

    Mayor, el enlosado de la capilla en blanco y negro, los adoquines del patio, es decir, la

    mirada hacia abajo. 2) La visión de los tejados de teja árabe, y cùpula recortados en el

    cielo: la mirada hacia arriba., Y 3) la memoria de los objetos útiles que han ganado la

    batalla al tiempo: el zafariche, el pozo, el taburete de tronco de árbol…,, la mirada interior.

    Tres miradas sobre el Hospitalillo, llenas de poesía.

    . No sé si habrá sido voluntario por tu parte, pero nos has dejado en los objetos que

    muestras el nombre evocador de la cultura árabe …y de la belleza de las cosas

    cotidianas. María Ignacia

    1. Pues tu comentario si que está lleno de poesía y de muchas dotes de observación… En realidad es un sitio tan íntimo y con tanta historia acumulada que es fácil dejarse llevar por la evocación… Lo del zafariche me parece una palabra preciosa que yo desconocía pero que he visto se refiere creo a la cantarera de la cocina de Ignacio de Loyola ¿no?
      Ya sé que te encanta el significado de las palabras, de donde proceden etc. y que eres una experta en lexicografía. Espero conocer más de esta ciencia gracias a tí.
      Muchas gracias por tu comentario. Maríarosa

    2. Pues tu comentario si que está lleno de poesía y de muchas dotes de observación… En realidad es un sitio tan íntimo y con tanta historia acumulada que es fácil dejarse llevar por la evocación… Lo del zafariche me parece una palabra preciosa que yo desconocía pero que he visto se refiere creo a la cantarera de la cocina de Ignacio de Loyola ¿no?
      Ya sé que te encanta el significado de las palabras, de donde proceden etc. y que eres una experta en lexicografía. Espero conocer más de esta ciencia gracias a tí.
      Muchas gracias por tu comentario. Maríarosa

Deja un comentario