Antonio Machado en Madrid (3)


Antonio Machado en 1890, vuelve a trasladarse de casa con su familia y, según el primer Padrón Municipal que se realiza en Madrid en ese mismo año, lo hacen a la calle Fuencarral 46. Antonio ya tiene 15 años y la situación económica de la familia no es nada buena.

La familia Machado de 1892 a 1896

Así que el padre, Antonio Machado y Álvarez (Demófilo) que ha luchado incansable por implantar en España el estudio de la moderna ciencia del Folk-Lore, que en español viene a significar «el saber de la gente» para la conservación y publicación de las variadas tradiciones populares, se ve obligado en 1892 a aceptar un puesto de Registrador de la Propiedad en Ponce, Puerto Rico, para poder sacar adelante a su numerosa familia.

Pero al poco tiempo de llegar a Puerto Rico enferma gravemente y ha de regresar a España, falleciendo en Sevilla el 4 de febrero de 1893. Su esposa Ana Ruiz llegó a tiempo desde Madrid para acompañar sus últimas horas… pero sus hijos, Manuel (1874-1947), Antonio (1875-1939), José (1879-1958), Joaquin (1881-1955) Francisco (1884-1950) y Cipriana (1885-1900) ya nunca más le vieron.

En 1896, dos años después de su hijo, fallece el prestigioso y querido abuelo Antonio Machado Núñez y al dolor de su pérdida se une un nuevo descalabro económico de la familia, al desaparecer sus ingresos universitarios…así que su primera consecuencia es otro cambio de domicilio, a un piso más económico, en la misma calle Fuencarral pero en el número 148, cuyo alquiler es de 55 pesetas mensuales, menos de la mitad que en la casa anterior.


La calle Fuencarral donde vivieron tantos años la familia Machado. Foto tomada desde el Museo de la Historia de Madrid en el nº 78 de la calle

Antonio Machado en Madrid en 1900/1901/1902

Los dos hemanos mayores, Manuel y Antonio, en 1899 marcharon a París la ciudad que les deslumbra y allí coinciden con Pio Baroja el cual años después evocará este encuentro en su libro de Memorias. Para ambos hermanos lo más definitivo de este viaje fue su descubrimiento de la poesía a través de Verlaine (que había fallecido en 1896).

Antonio regresa pronto a Madrid donde ya triunfa Rubén Darío, y a principios del 1900 llega también Juan Ramón Jimenez con quien establece una gran amistad. Antonio tiene ya 24 años y aún le quedan dos asignaturas para terminar el Bachillerato, pero en junio del 1900, y con dos sobresalientes en francés, consigue terminarlo. Y solicita el exámen de ingreso en la Universidad de Madrid que también aprueba.

Pero una nueva desgracia y un gran dolor ocurre en la familia… Cipriana, la única hija, la que llevaba el nombre de su abuela y su bisabuela paterna, fallece el 13 de agosto de 1900 a los 14 años victima de una pulmonía.

El 30 de enero de 1901 Benito Pérez Galdós estrena en el teatro Español «Electra» que es todo un revulsivo social que provoca, entre otros resultados, la aparición en Madrid de una pequeña revista semanal con ese mismo nombre, Electra , en el que colaboran Valle-Inclán, Ramiro de Maeztu, Pío Baroja, el futuo «Azorin» José Martínez Ruiz, y cuyo secretario es el muy activo Manuel Machado.


Una de las secciones de la revista era «Los poetas de hoy» … y allí aparecieron los dos primeros poemas de Antonio Machado... evocadores de un nostálgico jardín y de una fuente… «y de mi largo camino sin amores». Sólo nueve números salieron de esta revista…


En 1902 aparece otra nueva revista literaria titulada Revista Ibérica, en la que colaboraron Benavente, Valle-Inclán, Manuel Machado, Juan Ramón Jimenez, Eduardo Marquina, Ramón Pérez de Ayala,y en ellaAntonio Machado publicó en agosto una secuencia de pequeños poemas, donde el tema de ese amor perdido o no encontrado vuelve a aparecer…«Ante el balcón florido/está la cita de un amor amargo». Y en septiembre, en el último número de la revista Antonio publica Salmodias de abril con un dibujo de Ricardo Baroja, el pintor hermano de Pio.

La Biblioteca Nacional y Antonio Machado

Antonio Machado fue siempre en Madrid asiduo lector de la Biblioteca Nacional de España (BNE) y subiría gozoso por esta escalinata que le conducía a sus amados libros.

¿Quién le iba a decir a él qué, pasados los años, iba a tener un lugar destacado a su entrada?
Curiosamente años más tarde su hermano Manuel fue archivero-bibliotecario de la misma.
En la BNE una cabeza de Antonio Machado, del escultor Pablo Serrano, con la leyenda Se hace camino al andar . Antonio Machado 1875-1939. Cabeza realizada por Pablo Serrano 1966. Peana diseñada por Alberto Corazón.

E

«Soledades» primer libro de Antonio Machado 1903. Relación con Unamuno

Cuarenta y dos poemas en 110 páginas fue el primer libro publicado de Antonio Machado en 1903. Tanto el título como en la gran mayoria de los poemas Machado utilizó «silvas» (la libre combinación de heptasílabos y endecasílabos) como las empleadas por el gran poeta barroco Góngora Antonio sin duda coincidia con él en el gusto por la soledad y en los grandes paseos solitarios por el campo.

Y recordando la elogiosa reseña que Unamuno le dedicó en la anterior revista de Alma, Antonio le envia a Salamanca un ejemplar de «Soledades» dedicado «ADon Miguel de Unamuno, al Sabio y al Poeta. Devotamente Antonio Machado«. Él le corresponde con un artículo en la nueva revista literaria Helios que acababan de lanzar Juan Ramón Jimenez y Gregorio Martinez Sierra. Machado admiró siempre a Unamuno y ambos mantuvieron una larga correspondiencia que, lamentablemente, se ha perdido en parte.

Los hermanos Machado son ya muy conocidos y valorados en el ambiente literario de Madrid y en la casa de la calle Fuencarral 148 se formaban informales tertulias…donde ya empieza a ser legendaria la gran despreocupación de Antonio en el vestir y en todo cuanto le rodea

Antonio Machado catedrático de francés en el Instituto de Soria.

Al parecer fue Giner de los Rios quien le sugirió opositar, en vista de su buen dominio del francés y que para ello bastaba el título de Bachiller, a una cátedra de Instituto. Las vacantes eran en Baeza, Orense, Soria, Huesca y Mahón, Cabra y Albacete. Inició las pruebas y en mayo de 1906 de 125 opositores ya sólo quedaron 24. Pero aún le quedan muchos ejercicios pues son unas oposiciones duras, con numerosas pruebas orales y escritas y ejercicios prácticos en que tienen que defender sus programas pedagógicos.

El Instituto donde impartió sus clases Antonio Machado en Soria, y ante él otra de las famosas cabezas de Machado del escultor Pablo Serrano

El 4 de abril de 1907 para las 7 cátedras vacantes Antonio consigue el quinto puesto y tiene que optar entre Soria, Baeza o Mahón. Y él elige Soria. Y toma posesión a final de ese mes, con un sueldo de anual de 3.000 pesetas.

Y enseguida empezó a reflejar en su poesía la ciudad de Soria, «He vuelto a ver los álamos dorados, álamos del camino en la ribera del Duero, entre San Polo y San Saturio, tras las murallas viejas de Soria».

Antonio Machado Ruiz y su esposa Leonor Izquierdo Cuevas

El 30 de julio de 1909 contrajeron matrimonio en Soria, en la iglesia de Santa María la Mayor en la Plaza Mayor,

Iglesia de Santa María la Mayor, del s. XVI, «Tesiigo de la alegría y la pena de Machado», como puede leerse en una cartela junto a sus muros. Fue construída sobre la románica iglesia de San Gil del s. XII

y salieron en tren de la ciudad para su viaje de novios que finalizaron en Madrid, donde una vez más la familia había cambiado de domicilio y ahora Ana Ruiz y sus hijos vivian en la Corredera Baja de San Pablo nº 20, a dos pasos de la Iglesia de san Antonio de los Alemanes y enfrente del teatro Lara

La Iglesia de San Antonio de los Alemanes

1911 en París. Muerte de Leonor en 1911 y regreso a España

En marzo de 1910 solicitó Antonio una beca a la Junta para la Ampliación de Estudios e Investigaciones Científicas, para estudiar durante un año en París. El 1 de enero de 1911 le es concedida «para hacer estudios de Filología Francesa en Francia con 350 pesetas mensuales, 500 para viajes y 200 de matrícula». Una gran noticia para Antonio y Leonor. Antes de salir para París, vuelven a pasar unos días con la familia en Madrid en la calle de la Corredera Baja de San Pablo

Se instalan en París en el Hotel de l´Ácadémie en el Barrio Latino, el mismo donde estuvo con su hermano Manuel once años antes. Y todo parece felicidad para el matrimonio… hasta que el 14 de julio Leonor enferma gravemente y es diagnósticada de tuberculosis… «Como un rayo en plena felicidad» así definirá Antonio el dolor inmenso que les inundó.

Tras algo más de un mes ingresada en un hospital de Paris para extranjeros enfermos, los médicos les recomiendan regresar a Soria, donde «el aire puro» puede aliviar a la enferma. Así que el 11 de septiembre parten de París y tras dos días en Madrid con la familia, regresan a Soria… Allí el invierno es duro y la primavera queda lejana, así que alquilan una casita en el paseo del espolón más soleado…

En Madrid ha salido un nuevo periódico La Tribuna con una sección titulada «El cancionero» que inaugura Antonio con uno de sus más conocidos poemas…»Anoche cuando dormía/ soñé ¡bendita ilusión!»…

El 1 de agosto de 1911 fallece Leonor que meses antes había cumplido los 18 años. Los funerales se celebran en la misma iglesia de Soria donde casi tres años antes se habían casado. El entierro fue multitudinario y Antonio Machado se marcha de Soria el día 8 de ese mismo mes.

Regresa a Madrid y hay un conmovedor testimonio de Cansinos-Asséns que le ve una tarde, entre la multitud que ha acudido al Paseo de Rosales para escuchar un concierto de la Banda Municipal…y le conmueve verlo tan solo y vestido de luto, pálido y serio…

Paseo de Rosales

En Baeza desde 1911 a 1917

Hasta finales de Octubre Machado permanece en Madrid, hasta que el 1 de noviembre, a los tres meses de la muerte de Leonor, toma posesión de la Cátedra en Baeza... Y le dice a Unamuno «La muerte de mi mujer dejó mi espíritu desgarrado…».

Cuando en 1915 fallece su adorado maestro Giner de los Rios, Antonio Machado le dedica palabras inolvidables …. «¡Yunques, sonad; enmudecer, campanas! (…) Oh, sí, llevad, amigos,/ su cuerpo a la montaña/ a los azules montes/ del ancho Guadarrama.»

En el verano de 1916 llegan a Baeza un grupo de estudiantes granadinos a los que el catedrático salmantino de Teoría de la Literatura, Martín Dominguez Berrueta, con una subvención del Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes, organiza desde hace tres años interesantes viajes de estudio por toda España. En esta ocasión uno de los alumnos es Federico García Lorca que, a sus 18 años, tiene ya una fama acreditada como pianista, y tocó una noche en el Casino de Artesanos de Baeza, donde seguramente no faltó Antonio Machado… Desde entonces hubo una vinculación muy fuerte entre ambos… Sobre todo a partir de la segunda visita en el 1917 donde ya Lorca despuntaba como poeta y tuvo más relación con Machado… Años después él cantó como nadie la vil muerte de Federico.

Tanto las vacaciones de Semana Santa como las de verano, Antonio las pasa en Madrid, con la familia, que ya ocupan otra vivienda, tras un anterior traslado desde la Corredera Baja de San Pablo al número 99 de la calle Fuencarral. La nueva y última vivienda que ocuparon en Madrid a partir de 1917 fue en la calle General Arrando, 4. mientras su hermano Manuel y su esposa Eulalia ocuparon otra muy próxima en la calle Churruca 15.

Y hay otra novedad en la vida de Antonio Machado… Ha decidido conseguir un título universitario. Ya hemos visto que en 1900 aprobó el ingreso en la Universidad central de Madrid en la calle San Bernardo. Tenía entonces 25 años… ahora tiene 40. Y se matricula como alumno libre para el curso 1915/1916 en la Facultad de Filosofía y Letras.

En 1917 la Residencia de Estudiantes publica, entre su selecta colección de obras, las Poesías completas de Antonio Machado que son como su diario íntimo a lo largo de 20 años (1899-1917)

Residencia de Estudiantes

A finales de 1917. de vacaciones en la casa de General Arrando, Antonio Machado asiste a una conferencia de Unamuno en la Casa del Pueblo de Madrid en la calle Piamonte 2, la más importante de España inaugurada por Pablo Iglesias en 1908.

Licenciatura y Doctorado 1918-1920

En 1918 consigue con muy buenas notas su licenciatura y decide intentar el Doctorado que también consigue con excelente puntuación, de manos de José Ortega y Gasset y de Cossio, y en septiembre de 1919 consigue el traslado al Instituto de Segovia… a sólo 100 km. de Madrid, a tres horas de tren (en aquellos momentos) … y está feliz pues al menos los fines de semana podrá pasarlos con su familia y volver a integrarse en la vida intelectual de Madrid.

Un buen amigo de su etapa soriana le busca en el café Varela, del que fue asiduo, pues dentro podemos ver una foto suya igual que de otros famosos contertulios del café como su hermano Manuel, Pío Baroja, León Felipe o Emilio Carrere, y se ofrece a acompañarle en una primera visita a Segovia.

Café Varela, calle Preciados 37 junto a Plaza Santo Domingo

Entre Segovia y Madrid

De su etapa en Segovia (1919-1932) imprescindible la emocionada visita a su humilde pensión de la calle de los Desamparados. En Segovia se le acumuló el trabajo, pues además de la Cátedra de francés le dieron la Cátedra de Lengua y Literatura y además él se implicó en la enseñanza gratuita de la Universidad Popular a la que invitó nada menos que a
Unamuno que dio una magnífica conferencia.

Pero Antonio Machado viene a Madrid todos los fines de semana y vive con su madre, sus hermanos José y Joaquin en la casa de General Arrando, y participa activamente en la vida literaria de la ciudad e incluso en la teatral como verermos en el próximo y último post sobre Antonio Machado.