Antonio Machado en Madrid (y 4)

Los hermanos Machado en los teatros de Madrid, 1924, 1925, 1927.

Una nueva etapa de autores teatrales se abre ante Manuel y Antonio y ellos la representan perfectamente, constituyendo un perfecto equipo. Ambos adaptan dos obras de teatro nada menos que en el Teatro Español. Una fue El condenado por desconfiado de Tirso de Molina, estrenada el 2 de enero de 1924, con su íntimo amigo Ricardo Calvo, como protagonista. La obra no tuvo el éxito deseado pero decidieron seguir ese camino.

Y en enero de 1925, la Compañía de María Guerrero y Fernando Díaz de Mendoza representan, también en el teatro Español, la obra de Victor Hugo, Hernani, traducida por los hermanos Machado y Francisco Villaespesa, cuyo triunfo fue espectacular y en el periódico el Heraldo de Madrid, se pudo leer al día siguiente:

Cuando, después de terminar la jornada penúltima del drama y accediendo, por fin, a las solicitaciones insistentes del entusiasmado auditorio, se presentaron en escena los hermanos Machado – dos cultos, nobles, y excelso poetas de la España contemporánea – la ovación clamorosa y reiterada con que los acogió el público, el entusasmo de que éste dio pródiga muestra, eran la expresión auténtica de una admiración colectiva, largos años robustecida por la lozanía de la obra poética con que ambos hermanos han enriquecido a España.


Teatro Español, hasta 1849 teatro del Príncipe, en la Plaza de Santa Ana, calle Príncipe 25, capacidad para 763 espectadores

Es tanto el éxito que al día siguiente la propia María Guerrero pide a los hermanos Machado una obra original. Y ellos acceden retomando una obra que ya habían iniciado en común hacía siete años… Desdichas de la fortuna o Julianillo Valcárcel, tragicomedia en cinco actos y en verso, que recrea la apasionada y trágica vida del hijo bastardo del Conde-Duque de Olivares. La obra se estrena en el teatro entonces llamado de La Princesa y hoy Teatro María Guerrero… y fue otro gran éxito como reflejó El Heraldo al día siguiente: Se ovacionaron los cuatro actos, y al final de los tres últimos se reclamó, reiteradamente la presencia de los poetas, que anoche quedaron consagrados como excelentes dramaturgos.

Teatro María Guerrero de Madrid, calle de Tamayo y Baus, 4, 28004 Madrid
inaugurado en 1885 y capacidad para 550 espectadores


Y el 17 de marzo de 1927 otra obra, Juan de Mañara de los hermanos Machado se estrena en el Teatro Reina Victoria, por la compañía de Josefina Díaz y Santiago Artigas. Toda la prensa madrileña, El Sol, La Voz, el ABC, el Heraldo de Madrid, La Gaceta Literaria, La Libertad, El Liberal se hacen eco al día siguiente del gran éxito de los dos hermanos, con el teatro a tope y unanimidad en los aplausos.

Teatro Reina Victoria en la Carrera de San Jerónimo 24. Inaugurado el 10 de junio de 1916, ​ y una capacidad para más de seiscientos espectadores.

También el 13 de abril de 1928 estrenan en Barcelona y nada menos que con Lola Membrives, en el teatro Eldorado en plena Plaza de Cataluña, otra obra conjunta titulada Las Adelfas, que fue un grandísimo éxito de público y crítica.

Y para Lola Membrives escriben otra obra titulada La Lola se va a los puertos,en la que ambos hermanos evocan su origen andaluz y el amor que su padre «Demófilo» sentía por los cantes flamencos. Se les ocurre que el punto de partida fuera el poema de Manuel Machado «Cante hondo», una glosa de una copla popular

La Lola, / la Lola se va a los Puertos / La Isla se queda sola.

Este estreno tan anunciado y esperado en Madrid con tanta impaciencia se celebró el 9 de noviembre de 1929, en el teatro Fontalva uno de los más elegantes y aristocráticos de Madrid, en plena Gran Vía (hoy desaparecido), y fue el triunfo más rotundo de Manuel y Antonio y de Lola Membrives, que todos los críticos teatrales alabaron y que el público aplaudió sin reservas. La obra alcanzó 117 representaciones en Madrid, y también triunfó en Zaragoza, y en Buenos Aires donde la llevó Lola Mambrives,

Un giro en la vida de Machado (1928)

En 1928 sucedió un gran cambio en la vida de Antonio Machado. Siguiendo el documentado y apasionante libro de Ian Gibson «Ligero de equipaje», que en sus 708 páginas (más 131 de notas, referencias y bibliografias) abarca los 64 años de vida de Antonio Machado, conocemos su encuentro en Segovia con Pilar de Valderrama (capítulo VIII).

Pilar de Valderrama, que ya había publicado algún libro de poesía, solicita a Antonio Machado una entrevista, a través de su amiga María, hermana del actor Rafael Calvo, y así se conocen un 2 de junio de 1928 en Segovia. Antonio está viudo hace diecisiete años y tiene 53, Pilar tiene 39 años, tres hijos y acaba de sufrir una gran decepción con su esposo.

Él se enamora rendidamente de ella nada más conocerla, y a partir de ese momento en su producción literaria van a ir apareciendo sus poemas a Guiomar… que nadie sabe quien es. Los encuentros entre ambos protagonistas de un amor imposible, tanto socialmente como al parecer por la fidelidad de ella a sus crencias religiosas y a sus hijos, tienen como marco románticos y discretos lugares de Madrid. Él llega a la Estación del Norte (actual Príncipe Pío) y suele subir andando toda la ladera del Parque del Oeste para llegar delante del magnífico chalet donde ella vive en el Paseo de Rosales …Y siempre que pueden pasean por el Parque del Oeste y la Moncloa...

El Parque del Oeste


Antonio Machado viene a Madrid todos los fines de semana en el tren desde Segovia…

y cuando llega al paso a nivel cerca de San Antonio de la Florida, recuerda que a pocos metros de este lugar, al otro lado del rio y junto al pequeño cementerio de La Florida, donde están enterrados los 43 madrileños fusilados el 3 de mayo, Guiomar y él se habían despedido una tarde…

Ermita y cementerio de San Antonio de La Florida

Y cuando llega el otoño y el invierno se refugian en un sencillo café cerca de Cuatro Caminos.

Siete años duró esta relación y cientos de cartas se cruzaron en ambas direcciones. Las de Pilar a Antonio nunca han aparecido, pero treinta y seis de él a Pilar fueron conservadas por ella (y al parecer también manipuladas) dando finalmente su aprobación para que fueran publicadas después de su muerte, desvelando la verdadera identidad de Guiomar hasta entonces ignorada (salvo para su amiga Concha Espina que, con su autorización, ya había escrito un libro con los fragmentos de las cartas de Machado a Guiomar). El libro es Si, soy Guiomar. Memorias de mi vida. (Plaza & Janés, Barcelona. 1981). Los originales se encuentran depositados en la Biblioteca Nacional.

La última etapa en Madrid (1932-1936)

Antonio vive en la calle General Arrando 4, con su madre, su hermano José y su esposa Matea y sus tres hijas. La calle está a un paso de la Plaza de Chamberí

Junto al portal nº 4 podemos leer:

LA SOCIEDAD GENERAL DE AUTORES DE ESPAÑA A ANTONIO MACHADO que vivió en esta casa.

Tú profecía, poeta/ mañana hablarán los mudos/el corazón y la piedra.

Se inauguró esta placa el dia 15 de octubre de 1985, como motivo del homenaje nacional a Antonio Machado, Federico García Lorca y Miguel Hernández.

Su hermano Manuel y su esposa Eulalia, viven muy cerca, en la calle Churruca 15.Antonio da sus clase de francés en el Instituto Calderón de la Barca, y tiene tertulias, con sus dos hermanos, Manuel y José y algunos amigos en el muy frecuentado café Varela, en la calle Preciados junto a la Plaza de Santo Domingo.

Interior del café Varela con su recuerdo a algunos de sus famosos contertulios: José Manuel de Prada, Pio Baroja, Antonio Machado, Antonio Mingote, León Felipe, José García Nieto, Guillermo Fernández Shaw , Gloria Fuertes, Unamuno, Valle Inclan, Manuel Machado, María Teresa León… etc.

Y en el café de las Salesas el gran Alfonso (1880-1953) le hará una magnifica fotografía un 8 de diciembre del 1933, cuando Machado estaba a punto de ser entrevistado por Rosario del Olmo... para un artículo del periódico «La Libertad» que se publicó el 12 de enero del 34.

Y también acudían al Café Español, en la calle Carlos III nº 1, muy cerca del Teatro Real, otro entañable lugar de tertulias, que precisamente también menciona Arturo Barea en su libro «La forja de un rebelde» donde habla : del Café Español, que estaba en la calle de Carlos III, donde iba con sus tíos y jugaba con su amigo Ángel vendedor del periódico El Heraldo. A este café iban actores y literatos y burgueses amigos y conocidos de sus tíos. Barea menciona a algunos por su nombre, pero hace una mención especial de Don Ricardo – el maestro Villa -, director de la Banda Municipal de Madrid…

El último domicilio de Antonio Machado en MadridE

Llegamos al final de este recorrido por la relación de Antonio Machado con Madrid. Para ello he seguido sus pasos por la ciudad tan minuciosamente descritos en el libro de Ian Gibson, que nos documenta cada uno de los domicilios ocupados por la familia Machado desde que llegaron a Madrid en septiembre de 1883, y que fueron sucesivamente las calles de: Claudio Coello, Almirante, Santa Engracia, Fuencarral (en los números 46, 148, y 99) en la Corredera baja de San Pablo y en General Arrando 4.

De este portal salieron Antonio, su madre, su hermano José, su esposa y sus hijas, el 24 de noviembre de 1936, evacuados a Valencia con unas mínimas pertenencias… Gibson termina este capítulo, el IX, con estas palabras: Antonio Machado nunca volverá a pisar las calles de Madrid.

nEn las 95 páginas siguientes Ian Gibson nos narra todo lo sucedido hasta la muerte de Antonio el 22 de febrero de 1939 y la de su madre tres días después, en el pueblecito francés de Collioure.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.