Un Belén, tributo a Murillo

Un Belén, tributo a Murillo, se ha diseñado y realizado por la Asociación de Belenistas de Madrid y podemos admirarlo en la Real Casa de Correos, sede del Gobierno de la Comunidad de Madrid.

El 2018 se ha declarado en Sevilla “El Año Murillo”, en homenaje a uno de los  grandes artistas del Barroco, a  los 400 años de su nacimiento. El Museo de Bellas Artes de Sevilla ha inaugurado la exposición ‘Murillo y los Capuchinos de Sevilla’,  que será cita imprescindible este año. Pero en Madrid, la Asociación de Belenistas ha dedicado todos sus esfuerzos a crear un bello Belén,  para rendir homenaje al pintor que representó tantas bellas escenas en torno al nacimiento de Jesus, y que no debemos dejar de visitar.

Un Belén, tributo a Murillo

Bartolomé Esteban Murillo ha sido uno de los pintores más queridos, respetados y admirados durante toda su vida. Sevilla, la ciudad donde nació, vivió y murió, se rindió a sus pies y sus gozosos Niños Jesús, sus santos amables  y sus azules Inmaculadas han sido repetidas hasta la saciedad.

 

Un Belén, tributo a Murillo

El  evitó en sus cuadros lo oscuro, lo tétrico, lo sangriento o cruel, y lo inundó todo de luz, suavidad y ternura. No fue adusto como Ribera, ni austero como Zurbarán, ni realista como Velázquez… tan solo era sencillo, sincero, piadoso y sentimental y transmitió a sus cuadros la bondad humana de su temperamento y de su sensibilidad.

Un Belén, tributo a Murillo

Un crítico dijo de él que “sólo amaba a su querida Sevilla. Allí era famoso y casi adorado. En esta ciudad de iglesias y conventos fue el pintor favorito. Allí vivió días cómodos y laboriosos, sin trastornos, sin nubes, mezclando ingenuamente en sus encantadoras pinturas, la vida diaria y las cosas sobrenaturales. En sus retratos se percibe la cara de un hombre honrado, reflexivo, abierto, y con un gran encanto de dulzura y sencillez”.

Un Belén, tributo a Murillo

Durante cuarenta años Murillo pintó sin cesar cientos de cuadros, que hoy podemos contemplar en los grandes Museos del mundo, especialmente en el bellísimo de Bellas Artes de Sevilla, en el Prado, en el Louvre, en el Hermitage…

Un Belén, tributo a Murillo

Pero en la Sevilla de la decadencia de los Austrias, cada vez más lejos de su esplendor pasado, la miseria castigó con tal fuerza que, ni siquiera Murillo pudo ignorarla…y también pintó  escenas  con niños mendigos pero, a pesar de la miseria que muestran, Murillo consigue crear imagenes que irradian  humanidad y simpatía. Curiosamente casi todos estos cuadros se encuentran fuera de España pues eran adquiridos por coleccionistas extranjeros que los valoraban mucho más que los puramente religiosos.

Un Belén, tributo a Murillo

De Murillo se saben muy pocos datos… que fue el último de 14 hermanos a todos los cuales  su padre, Gaspar Esteban con su oficio de barbero-cirujano, pudo proporcionar una infancia segura y feliz… Pero que murió cuando Bartolomé contaba 10 años y a los pocos meses también falleció la madre, María Pérez Murillo.  Se hicieron cargo del pequeño Bartolomé  una de sus hermanas y su marido, e inició su aprendizaje en pintura hacia 1635, con Juan del Castillo que era lejano familiar suyo.

Un Belén, tributo a Murillo

Se casó a los 27 años con Beatriz de Cabrera en la sevillana Iglesia de la Magdalena, y tuvieron diez hijos, aunque varios murieron prematuramente. Pronto logró una más que desahogada situación económica pues se convirtió en el más famoso y cotizado pintor de la ciudad.

Un Belén, tributo a Murillo

Junto a Herrera el Mozo fundó en 1660 una Academia de pintura en Sevilla. Y en 1663 quedó viudo, con 46 años, pero nunca volvió a casarse,  y murió en 1682 con sesenta y cinco, a consecuencia de una caída del andamio que utilizaba en su taller para pintar los lienzos de gran tamaño.

Un Belén, tributo a Murillo

Otro gran trabajo de la Asociación de Belenistas de Madrid en esta Navidad de 2017/18.

 

Horarios Belén Navidad en Sol

Los horarios de visita del Belén de la Comunidad de Madrid son, todos los días de la semana, de 10 a 21 horas, hasta el 5 de enero.

La entrada es gratuita.

Los días 24 y 31 de diciembre el belén estará abierto hasta las 18 horas, y el día 1 de enero se encontrará cerrado.

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.