El tren de Arganda

El tren de Arganda partía de la Estación del Niño Jesús como ya vimos el otro día cuando hablabamos de la Casa de Cantabria, ubicada en el mismo lugar que ocupó la estación,  cuyo primer tramo, hasta Arganda del Rey,  fue inaugurado el 30 de julio de 1886.Gracias a la magnífica idea del Centro de Iniciativas Ferroviarias Vapor Madrid (C.I.F.V.M.) Asociación sin ánimo de lucro, operadora del tren de Arganda, tenemos la gran oportunidad de disfrutar de un delicioso recorrido que gustara por igual a mayores y a niños, pues el tren tiene algo mágico que nos emociona  a todos.

El tren de Arganda
Deliciosa pintura naif de Paloma Jaén, titulada “La Llegada al pueblo” expuesta en 2015 en  el Palacio de Fernán Núñez de Madrid, sede de la Fundación de los Ferrocarriles Españoles desde 1985

  El tren en el cine

Otra de mis grandes aficiones es el cine, y algunas de las mejores peliculas que recuerdo se relacionan con los trenes, como nos cuenta Hildy Jhonson en su precioso blog sobre el cine, a la que he pedido autorización para transcribir el siguient texto:

Diccionario cinematográfico: Tren

Si miramos a nuestra querida RAE nos dice que un tren es un “medio de transporte que circula sobre raíles, compuesto por uno o más vagones arrastrados por una locomotora”.

Sin embargo, si miramos al tren cinematográfico es uno de los escenarios que más juego da en el mundo del celuloide.

El tren es el lugar de enamoramiento y encuentro. O las estaciones los lugares de despedida o de comienzo de una nueva aventura sentimental.

El tren es el escenario del misterio, de la persecución o el asesinato.

El tren es el comienzo de un viaje, el sitio de aprendizaje, la oportunidad de conocer nuevos paisajes, nuevos mundos.

El tren es lo que separa el viejo y el nuevo mundo en el cine del Oeste. Es la vía de las comunicaciones.

En el tren también hay sitio para el horror y la guerra.

Pon un tren en una película, y tienes asegurada una escena.

¿Con faldas y a lo loco sería lo mismo sin esa party en el tren?

¿Breve encuentro o Estación Termini o El expreso de Shangai contarían esas historias de amor exacerbado con la misma intensidad sin contar con los relojes de las estaciones, con los vagones o con los largos pasillos?

¿El Oeste de Dos hombres y un destino o de Sólo ante el peligro tendrían la misma emoción sin las estaciones y trenes?

¿El misterio, el asesinato, la inquietud y el horror estarían tan bien encadenados en Con la muerte en los talones, Extraños en un tren o Asesinato en el Orient Express si no fuera por el juego que dan los distintos personajes en los distintos vagones y departamentos?

¿No vemos la belleza y el enamoramiento de un paisaje africano en ese viaje que emprende Karen Blixen en Memorias de África?

¿Las screwball comedies no tienen escenas de surrealismo divertido en esas escenas en trenes de la diversión como Medianoche, Una mujer para dos, Las tres noches de Eva o Un marido rico?

¿El horror de la guerra no está mostrado en escenas tremendas al bordo de un tren en películas como La lista de Schindler o El tren?

¿Entenderíamos igual la depresión o el crack de los años 30 sin los sin hogar que suben como polizones en los trenes como en la dura El emperador del norte?

¿Alguien olvida el viaje en tren de Juan Nadie o de Longfellow Deeds en El secreto de vivir?

El blog de Hildy Johnson

Domingos de primavera en el tren de Arganda

Desde este domingo 5 de marzo en que se ha abierto la temporada, hasta el domingo 28 de mayo, tenemos la ocasión de retroceder en el tiempo y hacer un viaje en una locomotora de 1926 conservada y restaurada con amor, y por un paisaje insólito que apenas ha cambiado.

El tren de Arganda

A la salida de la estación de metro de la Poveda, en la línea 9 (que cuando en 1997 se clausuró el último tramo del ferrocarril  y todo pasó a la Comunidad de Madrid, se aprovechó este tramo, entre Vicalvaro y Arganda del Rey, para la línea 9 del Metro de Madrid) y a unos 300 m. a la derecha, nos encontramos con el apeadero de La Poveda

El tren de Arganda

e iniciamos un viaje a través del túnel del tiempo…durante unos 4 km. a una velocidad de entre 12 y 15 kilómetros por hora.

El tren de Arganda

Por una ruta que nos sorprendera, atravesando un puente de hierro sobre el Jarama primero, junto a los cantiles del Piúl a continuación y disfrutando las vistas sobre  la laguna del Campillo después (la laguna la habremos disfrutado también al llegar en el metro)

El tren de Arganda

Al parecer es el mayor puente metálico de la Comunidad de Madrid (165 m), y ha sido recientemente restaurado,

El tren de Arganda

El tren de Arganda

y nos va a sorprender el insólito  paisaje protagonizado por los cantiles y cortados yesíferos del Piúl,  en el Parque Regional del Sureste.

El tren de Arganda El tren de Arganda

La laguna del Campillo fue una gravera que ocupa una superficie de 35 hectáreas y alcanza una profundidad de 25 m.  Actualmente tiene una rica flora y fauna y es un ecosistema protegido, donde se encuentran hasta  hasta 43 especies diferentes de aves acuáticas.

El tren de Arganda El tren de Arganda

Durante el recorrido, de unos 4 Km.,  vemos paseantes, senderistas, ciclistas y hasta escaladores

El tren de Arganda El tren de Arganda

Y esta es la locomotora de vapor “Arganda” fabricada en 1925 por el fabricante Henschel & Sohnn

Por aquí  el documentalista holandés Joris Ivens, con narración de Hemingway, rodó algunas de las escenas del documental “Tierra de España” (1937), durante la guerra civil.

El tren de Arganda

Un emotivo recuerdo personal

El tren de Arganda

Y como en todas las estaciones, la señal del Instituto Geográfico y Estadístico, sobre la altura sobre el nivel medio del Mediterráneo en Alicante

El tren de Arganda

Tras el recorrido podemos disfrutar de un entrañable Museo del ferrocarril y de una gran maqueta de trenes eléctricos.

 

Un consejo: No dejen de ir al tren de Arganda…

 

 

 

Deja un comentario