Moratalaz y sus orígenes

Moratalaz  nos informa, a través del nombre de muchas de sus calles,  sobre el origen de este distrito madrileño que se inició a mediados de los años 50 del pasado siglo y que, en el tiempo récord de unos 20 años pasó de ser  pleno campo casi manchego, lugar  de tejares, campos de labranza  y huertas en torno al arroyo Abroñigal, a ser un extenso y bien equipado conjunto de barrios agrupados bajo el nombre común de Moratalaz.Hace poco hemos hablado aquí del pasado remotísimo de Moratalaz y de su importante yacimiento arqueológico,  precisamente a orillas de ese arroyo de Abroñigal, pero ahora nos vamos a centrar en sus inicios como barrio en la segunda mitad del siglo XX y, en primer lugar, vamos a ver su ubicación al Este de los distritos de Madrid.

Moratalaz y sus orígenes

En un principio esta situación en los límites del Retiro y muy cerca del cementerio de La Almudena (o del Este), incluso con una zona reservada para maniobras militares, no favoreció su desarrollo urbano…

Los inicios del barrio.

En los años 50 toda la zona era propiedad de tres marqueses y con la mayoria de sus tierras en barbecho. El  nombre de “Moratalaz” aparece por primera vez bajo la forma de “Morat Alfat” (que algunos autores han traducido como “campo sembrado” y otros como “campo alto”)  en el siglo XIII en un documento existente en el Archivo Histórico Nacional, relativo a una escritura de compraventa otorgada por Orduño Pérez a favor del Maestre de la Orden de Calatrava.

Moratalaz y sus orígenes
Fotografia del fascículo dedicado a Moratalaz en el tomo III del coleccionable sobre Madrid, que editó Espasa Calpe en 1979, y cuya autora es Lola Gavarrón Casado.

En la foto superior vemos como eran algunos de los asentamientos de huertanos y poceros que ocupaban varias zonas en torno al Arroyo de las Pilillas y el Torito, que perduraron durante muchos años, rodeados incluso ya  de bloques de las viviendas nuevas.

Moratalaz y sus orígenes
Vemos indicada en rojo la calle del Arroyo de ls Pilillas, y a la derecha de la Avenida de Moratalaz, rodeado de zonas verdes, el Centro Cultural El Torito. La zona comprendida entre la calle Marroquina y la Avenida de Moratalaz era a finales de los 60 puro campo, que luego se convirtió en la zona peatonal cerrada al tráfico conocida como ” la Lonja”.

Moratalaz y sus orígenes

Ambos nombres seguramente se relacionan con el hecho de que,  a principios del siglo XX,  eran una dehesa  donde se dejaban descansar y pastar a los toros procedentes de la finca de La Muñoza (situada junto al puente de Viveros, más conocido como de San Fernando de Henares) antes de ser lidiados en Madrid.

Moratalaz y sus orígenes

Moratalaz y sus orígenes

Lo de Pilillas puede hacer referencia a los pequeños abrevaderos o pilillas junto al arroyo donde bebía el ganado de paso. El nombre del  Torito se ha perpetuado en el de un Centro de Salud y un dinámico Centro Cultural.

Moratalaz y sus orígenes

De la misma fuente citada vemos arriba una fotografía de 1959 cuando empezaron a convivir las huertas de Moratalaz con los bloques de malas viviendas en mitad de la nada y sin ningún equipamiento, siguiendo el lema de la inmobiliaria de “primero construir y luego urbanizar”…lo que provocó que surgiera, en 1961, una de las primeras activas  Asociaciones de Vecinos de Madrid, que reivindicaron, frente a la Inmobiliaria Urbis y la Administración, todas las deficiencias y promesas incumplidas.

Moratalaz y sus orígenes

Esta es una fotografía aérea tomada en 1961.  Abarca los primeros polígonos A, C, F y E,  junto a la estrecha carretera que era el único acceso al barrio (actual Avenida de Moratalaz) a la derecha de la cual puede verse la Colonia Hogar del Ferroviario, que fue pionera en la ocupación organizada del barrio desde 1925.

La Colonia Hogar del Ferroviario

Moratalaz y sus orígenes

Esta Colonia se inició como una sociedad cooperativa de trabajadores del ferrocarril  en 1919 y  se inauguró a finales de 1925 en los terrenos adquiridos al propietario de una huerta que entonces pertenecia a Vicálvaro, aunque estaba mucho más cerca del barrio de Doña Carlota en Vallecas.

Moratalaz y sus orígenes Situada entre las actuales Avenidas de Moratalaz y del Mediterraneo, y las calles del Corregidor Diego de Valderrábano  y de SierraToledana, pasó pronto a formar parte del distrito de Moratalaz.

Moratalaz y sus orígenes

El arquitecto y urbanista  de la misma fue don  Francisco Alonso Martos (Granada 1886-Madrid 1961) que también construyó Colegios para los huérfanos de Ferroviarios, como los de Madrid, Torremolinos en Málaga y  Ciudad Real. En Madrid tiene dedicada una pequeña calle cercana al Museo del Ferrocarril (antigua Estación de Delicias) donde también construyó unas viviendas unifamiliares para empleados. Y no puedo dejar de mencionar el cine Salamanca (donde descubrí de pequeña la magia del cine)  en el esquinazo de la calle Conde de Peñalver (antigua Torrijos) y Hermosilla.

Moratalaz y sus orígenes

Los 51 chalets de esta Colonia-Hogar, individuales y ajardinados, aún perviven en un arbolado y tranquilo entorno.

Moratalaz y sus orígenes
Aquí vemos su situación en el plano, y a la derecha del cual, según lo miramos, está el ya mencionado yacimiento arqueológico.

La calle central de la Colonia lleva el nombre de Manuel María Arrillaga, en atención al que fue director adjunto de la Compañía de los Ferrocarriles de Madrid a Zaragoza y Alicante,  nacido en Madrid en 1881 e  Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos. Es autor de un libro titulado “Los iniciadores y promotores de los caminos de hierro en España, 1830-1855”

Moratalaz y sus orígenes

La nueva configuración del barrio

A partir del año 1965 se va configurando la nueva imagen del barrio, se mejoran notablemente las nuevas  viviendas, se urbaniza dignamente y se van creando todos los equipamientos necesarios, como colegios, institutos, mercados, zonas verdes, bibliotecas, centros culturales, polideportivo, galerias comerciales, y las nuevas vías de acceso y comunicación.

Moratalaz y sus orígenes
El distrito de Moratalaz y sus 6 barrios. Croquis obtenido del pequeño libro de Ediciones La Librería de 2002 “Historia de los Distritos de Madrid.Moratalaz y Vicálvaro”, de Mª Isabel Gea.
Moratalaz y sus orígenes
Vista del paso sobre el puente de la Estrella, sobre la M-30

Con el tiempo se ha convertido en un barrio perfectamente conectado, sobre todo cuando a partir de 1973 se abrió el acceso directo por el Puente de la Estrella, sobre la M-30, bajo la que se soterró el Arroyo Abroñigal.  Más tarde la  M-40 ha multiplicado las conexiones con todas las salidas y entradas a Madrid.

El Metro y el nombre de 3 estaciones de Moratalaz

El transporte público se realizó durante mucho tiempo con el autobús 30, que fue el pionero, y que llevaba desde la Plaza de Pablo Garnica (actual del Encuentro)  hasta Goya; más tarde con el 20 a Sol, después con el 32 a Atocha.

Pero a partir de 1980  se amplió enormemente la posibilidad de desplazarse gracias a  la línea de metro 9,  una de las más largas de toda la red, pues recorre 40 kilómetros y tiene 29 estaciones repartidas de norte a sur de la ciudad, entre la de Paco de Lucía y la de Arganda del Rey. En la de Puerta de Arganda se puede enlazar con el tren de cercanías.

Moratalaz y sus orígenes

Tres estaciones en esta línea: Vinateros, Artilleros y Pavones, mantienen en sus nombres parte de los orígenes de Moratalaz.

La estación de Vinateros situada en el llamado Camino de los Vinateros se abrió al público el 31 de enero de 1980.

Moratalaz y sus orígenes

Grandes copas de vino adornan el suelo de sus andenes

Moratalaz y sus orígenes

Está en la  amplia avenida que da entrada a Moratalaz desde el  Puente de la Estrella

Y su nombre proviene de que por este camino, antaño de tierra y piedras, llegaba en carros y principalmente desde Arganda, parte del vino que se consumía en Madrid.

La estación de Artilleros, se sitúa en la calle llamada Pico de los Artilleros (perpendicular al final del Camino de los Vinateros), así llamada en recuerdo del campo de maniobras y prácticas militares que allí se estableció en la segunda mitad del XIX.  Desde la calle Granada (en el Barrio de Pacífico) partía un camino para facilitar el acceso de las tropas y de la artillería. Dichas prácticas cesaron  a partir de 1927.

La estación de Pavones, tomó su nombre de la conocida como Hacienda de Pavones que figura en 1865 como una gran casa de labor de dos plantas, junto al camino del mismo nombre. EL lugar que ocupaba la propia Hacienda es hoy el Polideportivo Municipal de Moratalaz. Contaba con numerosos manantiales que mantenían  una gran arboleda con un arroyo del mismo nombre  junto al puentecillo de la Carrantona,

Desde el intercambiador de esta  estación de Pavones parten  numerosos autobuses que comunican con Goya, Atocha, Sol, Legazpi, Vicálvaro, Vallecas etc.

Otros nombres de calles

Los más significativos nombres de calles, en cuanto a que describen lo que fueron antes de ser urbanizadas como tales, son las que hacen mención a los muchos arroyos que por estas tierras se entrecruzaban en su camino hacia  el Arroyo Abroñigal.

Arroyo Belincoso (su verdadero nombre era Vallencoso, es decir “Valle en barranco”)

Da nombre a una de las calles de salida del metro de Vinateros, pero su nacimiento estaba donde se construyó el actual cementerio de la Almudena, y pasado el Camino de los Vinateros se fundía con el arroyo de las Pilillas y el de la Media Legua (este último arroyo da nombre a uno de los barrios que componen el distrito) hasta llegar al del Abroñigal.

Arroyo de la Media Legua

Procedía de La Elipa y también junto al de las Pilillas vertía sus aguas en el Abroñigal. No se sabe si realmente tenia la longitud que define su nombre, es decir la mitad de los 5.572 m. que comprendía la Legua, pero quizá se lo dieron por “aproximación”.

Arroyo de las Pilillas

Ya hemos hecho mención a la razón de este nombre; al parecer el arroyo se nutría de la fuente Marroquina de importante caudal, y que también ha dado nombre a otra calle junto al Parque de Moratalaz.

Arroyo de Fontarrón

Se inicia esta calle en la Plaza del Encuentro y  discurre paralela a la carretera de Valencia, igual que hacía el Arroyo que evoca… y que se formaba a partir de una gran fuente llamada Carrantona, que a su vez se recuerda con la calle Fuente Carrantona, donde actualmente se ubica la Junta Municipal de Moratalaz

Moratalaz y sus orígenes
Cúpula de la Junta Municipal en la Calle Fuente Carrantona 8

Las calles con nombres de Corregidores

AL parecer fue una decisión de la Inmobiliaria Urbis desde un principio poner nombres de Corregidores a varias calles y plazas de Moratalaz…una extraña decisión.  Aparece el cargo de “Corregidor” en documentos a partir del siglo XIV; era en realidad un funcionario real que ejercía en los pueblos y ciudades la autoridad judicial y administrativa. Su nombre proviene de que fueron nombrados para “corregir” abusos (…) En 1783 se reglamentó la carrera de Corregidor, y se suprimieron en 1885, cuando fueron sustituídos por los Jueces de Primera Instancia para las funciones judiciales y por los Alcaldes en las funciones administrativas.

Moratalaz y sus orígenes
Vistas de Madrid desde Moratalaz

Muchas más cosas nos quedan por conocer de Moratalaz, así que seguiremos paseando tranquilamente por sus calles y parques.

Noticia de última  hora

Horas después de publicar este post me entero de que ha sido aprobado el 6 de julio de este mes  un cambio del nombre de dos Plazas de Moratalaz: la del  Corregidor Sancho de Córdoba y la del Corregidor Licenciado Antonio de Mena por los de: Maestras de la República y Las Sinsombrero (nombre que encuadra a un grupo de notables mujeres pintoras, escritoras y filósofas  de la Generación del 27).

En cuanto a los Corregidores, Antonio de Mena fue nombrado en el año 1543 y Sancho de Córdoba  en 1537.

2 pensamientos en “Moratalaz y sus orígenes”

  1. Qué interesante, María Rosa. Un trabajo completísimo de un barrio importante de Madrid. Tu post me ha recordado que dos plazas de Moratalaz van a rendir homenaje a dos colectivos que lo merecen, las Maestras de la República y las Sinsombrero. Aunque es una pena que le quiten el nombre a dos Corregidores… bienvenidas sean las nuevas plazas.

    1. Muchas gracias Mercedes por tu comentario y por la información sobre los cambios de nombre. Mejor hubiese sido desde luego que se hubiesen dado a calles nuevas, pero espero que los dos Corregidores del siglo XVI sean galantes y se alegren de que les sustituyan tan merecidos grupos de mujeres…en un barrio en el que, además, sólo una calle lleva un nombre de mujer, la de Carmen Amaya…

Deja un comentario