La Casa de Cantabria en Madrid

La Casa de Cantabria en Madrid se ubica en un sólido edificio de estilo montañés, en el barrio del Niño Jesús (muy próximo al  Retiro),  en donde se desarrolla un amplio programa cultural que abarca, entre otras actividades, exposiciones, conciertos, teatro, talleres, viajes y una apetecible oferta gastronómica en el restaurante y la  terraza “Alsocaire”

Sede de la Casa de Cantabria en Madrid

Fue diseñada por el arquitecto Carlos de Riaño (miembro del equipo encargado de la reforma del eje Prado-Recoletos), y está situado en la calle Pío Baroja número 10, junto al Hospital del Niño Jesús que dio nombre a todo el barrio.

Casa de Cantabria

Comenzó a construirse en 1989 y  se inauguró el 29 de noviembre de 1991.

Casa de Cantabria en Madrid

Junto a su fachada un monumento dedicado a Gerardo Diego (Santander 1896-Madrid 1987) Gran poeta español perteneciente a la llamada Generación del 27.  Catedrático de Lengua y Literatura desde 1920 fue profesor de instituto en distintas ciudades españolas, como Soria, Santander, Gijón o Madrid. En 1979 le fue concedido el Premio Cervantes, que compartió con Jorge Luis Borges.

Casa de Cantabria en Madrid

El interior es amplio y luminoso, con salas para las diversas actividades

Casa de Cantabria en Madrid

Casa de Cantabria en Madrid

El restaurante Al Socaire es muy acogedor

Casa de Cantabria en Madrid

 

Casa de Cantabria en Madrid

y la terraza para el buen tiempo muy agradable

Casa de Cantabria en Madrid

La estación del Niño Jesús

Pero vamos a retroceder en el tiempo y recordaremos, en primer lugar,  que este edifcio ocupa una parte del solar donde estuvo en su día la estación del tren del Niño Jesús, cuyo primer tramo fue inaugurado el 30 de julio de 1886 entre esta Estación y Arganda del Rey, aprovechando  un antiguo trazado de un tren minero de 1881 entre Madrid y unas canteras de Vallecas.

Casa de Cantabria en Madrid
Edificio de la Estación del Niño Jesús, en parte de cuyos terrenos fue construida la Casa de Cantabria. Fotografía obtenida del Volumen 3 de la Enciclopedia de “Madrid, sus gentes, sus pueblo” de Espasa Calpe 1998, Documentación gráfica, Manuel Durán, p.99.

Tras quebrar la empresa tomó el relevo la Compañía del Ferrocarril del Tajuña, con capital belga, cuyo plan era hacer un tren que uniera Madrid con Aragón, pero demasiados inconvenientes hicieron inviable alcanzar sus objetivos finales. En 1997 se clausuró el  último tramo que funcionó, entre Vicálvaro y la cementera de Morata de Tajuña.

La explotación de la vía férrea pasó entonces a manos de la Comunidad de Madrid que aprovechó el tramo entre Vicálvaro y Arganda del Rey para la línea 9 del Metro de Madrid.  También desde  2001 se ha puesto en marcha con fines turísticos el llamado “tren de Arganda” entre la estación de La Poveda, en Arganda del Rey y la laguna del Campillo (Rivas-Vaciamadrid). Un recorrido muy atractivo.  Consultar aquí fechas y condiciones

Y también parte de su trazado se ha convertido en la Vía Verde del Tajuña para hacer un delicioso recorrido en bicicleta.

Barrio del Niño Jesús

Seguimos en el tiempo pasado para ver como se constituyó este Barrio a mediados del pasado siglo XX, dentro de un programa de ensanche de la ciudad que cada vez crecia más y cada vez tenía más problemas de escasez de viviendas dentro de núcleo urbano.

Este problema ya había sido detectado a finales del XVIII y entonces se solicitó un informe a la Sociedad Económica Matritense  (institución filantrópica de la Ilustración creada por el rey de España Carlos III en 1775) que, tras un detenido estudio, propuso poner en marcha la ampliación de Madrid aprovechando solares yermos y terrenos que por su topografía resultaban dificiles para la construcción, pero que estaban dentro de los límites previstos.

Casa de Cantabria en Madrid

En el plano de Madrid y pueblos colindantes  realizado en 1900  por Facundo Cañada López (Albacete 1851 – Madrid, 1913), militar y cartógrafo español, miembro de la Real Sociedad Geográfica de España, se delimita perfectamente uno de los lugares que reunía estas características: el espacio era el comprendido entre la gran masa forestal del Retiro por el Oeste y el foso por el que discurría el Arroyo Abroñigal por el Oriente. Abroñigal es “lugar de abróñigos” que son  ciruelos silvestres. El Arroyo Abroñigal era un afluente del Manzanares que se utilizó muy pronto para proveer de agua a Madrid a través de los viajes del Alto y Bajo Abroñigal. Desde la década de 1970 fue soterrado por la M-30.

A la izquiera del plano, frente al Retiro, se puede ya apreciar el espacio ocupado por el Hospital infantil del Niño Jesús y a su lado la Estación de Arganda, con  la larga línea negra que marca el trazado de las vías del ferrocarril. En el extremo derecho del plano destaca el serpenteante cauce del arroyo Abroñigal y, entre ambos extremos, los tejares de Sixto y las huertas de Caño Gordo. Casi todo este espacio era posesión del marqués de Perales que, además, poseía una granja al otro lado de la actual calle del Doctor Esquerdo. El marqués cedió una parte de sus terrenos a la Compañía del ferrocarril para levantar, como hemos visto la Estación, que se llamó del Niño Jesús,por su cercanía al citado Hospital (el edificio más antiguo del barrio). También se diseñó una Glorieta a nombre del Marqués de Perales, que más tarde pasó también a llamarse del Niño Jesús.

El famoso Plan Castro pretendió dejar la zona como una cuña verde entre el “ensanche” y el Retiro, pero se convirtió en una zona degradada de chabolas y vertederos de todas las obras que se realizaban en Madrid, un lugar inhóspito y peligroso por su dificil topografia y su aislamiento, ya que para los habitantes de Madrid la ciudad terminaba en las tapias del Retiro. No obstante se intenta, en 1929,  crear una colonia de hotelitos unifamiliares que se interrupió con la guerra civil, y no fue hasta 1946, cuando Urbis comienza a construir los barrios del Niño Jesús con tres mil viviendas  y el de la Estrella con dos mil doscientas, que la zona se convirtió en residencial de calidad.

 

Casa de Cantabria en Madrid

En este plano publicado en 1979, vemos el barrio ya perfectamente constituido. La calle Alcalde Sainz de Baranda (antes llamada Límite Norte)  al Norte y la carretera de Valencia (en el tramo hoy llamado Avenida del Mediterráneo) al Sur, Y la calle Doctor Esquerdo separando el del Niño Jesús del Barrio de la Estrella. Y éste a su vez junto al cauce del Abroñigal que actualmente es la Avenida de la Paz o M-30. Subrayada la calle de Pío Baroja, junto al Hospital, sede de la actual Casa de Cantabria.

Casa de Cantabria en Madrid
La M-30 bajo el Puente de la Estrella, con el barrio de la Estrella a la izquierda y el de Moratalaz a la derecha.
Casa de Cantabria en Madrid
En esta fotografía aerea de 1998 ya se ve (enmarcado en rojo)  el edificio de la Casa de Cantabria, y a su izquierda la Torre del Retiro, el Hospital del Niño Jesús y una pequeña parte del arbolado del Parque del Retiro, mientras que, a su derecha, está la recta calle del Doctor Esquerdo que separa el Barrio del Niño Jesús del de La Estrella.

Casa de Cantabria en Madrid

El terreno de esta zona se disponía en talud desde los escarpes del cerrillo de San Blas en el Retiro, hasta el cauce del Abroñigal. y esa es la causa de tantos desniveles como se observan desde que sales del Retiro por la Puerta del Niño Jesús hasta que llegas a Doctor Esquerdo,

Casa de Cantabria en Madrid descendiendo por la Avenida de Nazaret…porque otra curiosidad de estos barrios es que en el del Niño Jesús todos son nombres relacionados con Él… Reyes Magos, Portal de Belén, Jesús Aprendiz, Anunciación, Jericó etc. y en el de la Estrella, (seguramente llamado así por la Compañía de Seguros La Estrella a la que pertenecian estos solares) Cruz del Sur, Estrella Polar, Pez Austral, Can Menor, plaza de los Astros etc.

Así llegamos a la calle Doctor Esquerdo, límite del barrio,  y nos encontramos con el busto del gran maestro de la psiquiatria española, José María Esquerdo Zaragoza (Villajoyosa. Alicante 1842- Madrid 1912)  en un bronce del escultor catalán Pedro Estany Capella (1865-1923). Casa de Cantabria en Madrid

Pero este recorrido me ha descubierto más lugares interesantes que dejo para otro próximo post,

Nota.- Todos los datos sobre el barrio del Niño Jesús han sido obtenido en el fascículo titulado “Niño Jesús- La Estrella” de Fernando Jimenez de Gregorio, en el tomo III de “Madrid” publicado por España Calpe S.A. en 1979

 

2 pensamientos en “La Casa de Cantabria en Madrid”

  1. Tus artículos, Mariarosa, me descubren territorios nuevos de Madrid: Ni siquiera de nombre conocía la estación del Niño Jesús. El restaurante de la Casa de Cantabria me parece algo frío por los ventanales, la luz blanquecina y la inmensa fotografía del mar cantábrico, no sé cómo se come, pues no he estado; me gustaría saber más de esta casa, si ha habido una exposición importante o ciclos de conferencias sobre autores cántabros que los hay muy buenos,
    El recorrido por el barrio del Niño Jesús es bien detallado e interesante. De nuevo, gracias por tus aportaciones que nos hacen viajar tranquilamente por Madrid y yo me dejo llevar con mucha confianza.

  2. Hola Mary Carmen me alegro que hayas “viajado tranquilamente” a través del Barrio del Niño Jesús guiada por mis explicaciones, FIjate que yo vivo cerca pero no era consciente de que tenía tantas cosas interesantes…que voy a seguir contando en breve. La Casa de Cantabria si la conocía pues hace años comimos allií varias veces el cocido montañés muy bien. Aquel restaurante lo cerraron y ha estado años cerrado, y hace unos dos meses se ha abierto este nuevo que unos amigos me recomendaron el otro día, pero que yo aún no he probado… Seguiré informando…

Deja un comentario