El Jardín de Jovellanos en Alcalá de Henares

El jardín de Jovellanos en Alcalá de Henares ha sido mi último descubrimiento cuando decidí entrar en el antiguo convento de Los Mínimos, hoy convertido en Facultad de Económicas y Empresariales, tras haber recorrido toda  la calle y la plaza de la Victoria reflejada en un anterior post

En ese primer recorrido por la zona comentabamos  que el edificio que preside esta Plaza de la Victoria,  es el que fuera Colegio-Convento e Iglesia de Mínimos de san Francisco de Paula y también de Santa Ana, siendo esta advocación un gesto de agradecimiento de los frailes a su benefactor don Bartolomé de Santoyo cuya esposa se llamaba Ana Ondengardo…

El Jardín de Jovellanos en Alcalá de HenaresLa desafortunada desamortización acabaría arruinando todo el proyecto y tras sufrir diversas reformas para cumplir los fines de Hospital y Farmacia Militar,  todo pasó a pertenecer a la Universidad en torno a la década de los 70 del pasado siglo.

Así vemos en uno de los claustros  varios paneles donde se exhiben  todas las obras de restauración que han sido necesarias para recuperar parte de su pasado esplendor.

Explicada la historia y visto su exterior, ahora penetramos en su interior por la que fue puerta de la iglesia…la primera no gótica-mudéjar de Alcalá de Henares.

En los distintos cambios de utlización del edificio, la iglesia  fue dividida en tres partes, con lo cual ha perdido  su primitiva función y visión total… Ahora se ha convertido en el Aula Magna (sólo visitable en actos especiales de la Universidad), y sólo un poco de sus cúpulas pueden percibirse  a través de unos cristales a derecha e izquierda del espacio de entrada. Leemos en el panel explicativo:

El Jardín de Jovellanos en Alcalá de Henares

La cúpula de la capilla “Charitas”, muy dañada por las goteras, se restauró mediante el cosido de su estructura, saneado de sus yesos, la limpieza superficial, consolidación de las zonas disgregadas, relleno de faltas y reintegración cromática. También se recuperó la inscripción parcialmente perdida.

A la derecha de la entrada y tras una gran puerta  salimos al claustro inferior del convento, con su empedrado suelo.El Jardín de Jovellanos en Alcalá de Henares Y subimos, por la austera escalera, al claustro superior

El Jardín de Jovellanos en Alcalá de Henares

El Jardín de Jovellanos en Alcalá de Henares

 

El Jardín de Jovellanos en Alcalá de Henares

que recorremos  valorando el esfuerzo de su restauración

El jardín de Jovellanos en Alcalá de Henares

Ahora regresamos a la zona de entrada, donde lo primero que llama nuestra atención es esta frase de Jovellanos

y nos dirigimos hacia  la izquierda, donde  están enmarcadas varias reproducciones de los maravillosos cuadros del Giotto, en la Capilla de los Scrovegni de Padua… imagino que en recuerdo de su italiano fundador, San Francisco de Paula

El Jardín de Jovellanos en Alcalá de Henaresy salimos al exterior,  que nos sorprende por su  frondosa vegetación

El Jardín de Jovellanos en Alcalá de Henares

Y en una larga y sombreada tapia

El Jardín de Jovellanos en Alcalá de Henares

podemos leer:

JARDÍN DE JOVELLANOS. Recuperado por la Universidad de Alcalá con la colaboración del Ayuntamiento de la Ciudad, del Banco Central Hispanoamericano y de la familia Huerta antigua propietaria de la finca. 27 de junio de 1995.

El Jardín de Jovellanos en Alcalá de Henares

El Jardín de Jovellanos en Alcalá de Henares

Y también vemos una lápida conmemorativa

El Jardín de Jovellanos en Alcalá de Henares

GASPAR MELCHOR DE JOVELLANOS, (Gijón 1744-Puerto de Vega 1811)  “Las fuentes de la prosperidad social son muchas pero todas nacen de un mismo origen y éste es la instrucción pública”. (Memoria Educación Pública)

Jardín de Jovellanos, 6 de abril de 2001. Obsequio del Ayto. de Gijón con ocasión del XXV aniversario de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Alcalá.

El Jardín de Jovellanos en Alcalá de Henares

Seguimos paseando por los jardines, que otro momento tuvieron una pequeña cascada y el agua corría por una acequia cruzada por un  puentecito…

El Jardín de Jovellanos en Alcalá de Henares

Y vemos la casa que fue de la familia Huerta tan vinculada a Alcalá

El Jardín de Jovellanos en Alcalá de Henares El Jardín de Jovellanos en Alcalá de Henares

GASPAR MELCHOR DE JOVELLANOS,

Gaspar Melchor de Jovellanos (Gijón 1744-Puerto de Vega 1811) gran figura de la Ilustración española. Estudió en Oviedo, Ávila, Osma y en 1764 ingresó en el Colegio Mayor de San Ildefonso donde se graduó de bachiller en Cánones por la Universidad de Alcalá de Henares.

El Jardín de Jovellanos en Alcalá de Henares
Retrato pintado por Ignacio Suárez Llanos (1830-1881), propiedad del Iltre Ayuntamiento de Gijón. Cortesia de Ilmo. Sr. Alcalde Don Ignacio Bertarand y Bertrand. Patrocina la publicación de esta obra el Ayuntamiento al inaugurar su Casa-Museo. Edita Francisco Cienfuegos. Gijón 1969

Jovellanos fue jurista, literato, político, economista, reformador, historiador, crítico de arte, académico etc. Pero lo que para él fue la preocupación máxima de toda su vida; el centro alrededor del cual giraron siempre sus actividades y que constituyó el objetivo y fin principal de su existencia fue: la instrucción popular.

Su vida es un ejemplo de honestidad y consecuencia…Se le puede aplicar muy bien lo que decia «Si…» el poema escrito en 1895 por el autor inglés Rudyard Kipling

(…) si tropiezas con el triunfo, si a la cumbre llega tu derrota
y a estos dos impostores los tratas de igual forma;

A partir de 1778, en que se traslada a Madrid, ocupa cada vez puestos más importantes  en la corte, tanto en la vida política como en la cultural. Pero fue una época muy complicada la que le tocó vivir en España y a partir de 1798 cae en desgracia…tanta que en 1801  es detenido de madrugada en su casa y trasladado y encarcelado en Mallorca,  en la cartuja de Valldemossa durante un año y después en el castillo de Bellver, hasta 1808

El Jardín de Jovellanos en Alcalá de Henares
Magnífico retrato que don Francisco de Goya realizó de su excelente amigo Jovellanos, con ocasión de su nombramiento como ministro de Gracia y Justicia

Durante estos duros años demostró una gran entereza y, cuando consiguió permiso para leer y escribir, se dedicó a escribir varias obras, entre ellas un Tratado teórico-práctico de enseñanza. Y se especializó en la Historia de Mallorca, escribiendo unas Memorias histórico-artísticas de arquitectura en las que, entre otras,  hay una preciosa descripcion del castillo de Bellver.

Al quedar él en libertad en 1808, se inicia la tremenda guerra de la Independencia y nuevamente su vida es sacudida por las circunstancias y las implicaciones que cualquier toma de decisión acarreaban… Tras múltiples problemas y cuando  Gijón quedó libre de los franceses vuelve Jovellanos a su ciudad en 1811… Pero ante el  regreso de los franceses se ve obligado a abandonarla por mar,  y tras una tempestad se refugia en el pueblo asturiano de Puente de Vega,  donde sus males se agravan y fallece el 28 de noviembre de 1811, a los 67 años de edad.

El Jardín de Jovellanos en Alcalá de Henares

Todo esto evocamos mientras paseamos este romántico jardín… recordando como debió ser  un poético paseo que en los “Clásicos del 2006” y dirigido por Laila Ripoll, repasó algunos de los mejores versos del XIX español. La lectura dramatizada era una adaptación libre de poemas de Bécquer, el Duque de Rivas, Rosalía de Castro, Zorrilla, Espronceda o Larra. La cuidada selección, realizada por Juan Carlos Plaza Asperilla, contó con la participación de los actores José Coronado, Israel Elejalde, Marcial Álvarez y Blanca Portillo. Un recorrido romántico en un decorado inmejorable…que ojalá volviera a repetirse…

 

2 pensamientos en “El Jardín de Jovellanos en Alcalá de Henares”

  1. ¡Menudo descubrimiento, María Rosa! qué jardín tan bonito, tengo que visitarlo…
    Tus posts son grandes lecciones de historia, yo aprendo mucho con ellos, muchas gracias!

  2. Mercedes, fíjate la de años que llevo paseando Alcalá de Henares y siempre encuentro cosas inesperadas ¡es una caja de sorpresas!
    El aprendizaje es mutuo…tus post hace años me enseñan a profundizar en el Arte que hay en Madrid.

Deja un comentario