relojes de Madrid. José rodriguez losada (5)

José Rodriguez Losada tuvo un inicio de su vida muy duro, pero su gran fuerza de voluntad y la suerte sin duda le ayudaron a llegar a lo más alto en su oficio de relojero.

Él nació en un pueblecito de León llamado la Iruela en 1797 (cerca de Astorga) en una familia de muy humildes hidalgos, asi que estuvo dedicado al pastoreo hasta que, cuando ya tenía 17 años, se le perdió una ternera a la que había devorado un lobo. Ante el miedo a la reacción del dueño decidió huir y ya desfallecido a la altura de Puebla de Sanabria fue recogido por un arriero que lo llevó a Extremadura. y más tarde terminó en Madrid y aquí se enroló como soldado.

Tiempos difíciles en España durante la Década Ominosa del funesto Fernando VII y Losada una vez más se vio envuelto en tantos y graves problemas que tuvo que usar todo su ingenio para lograr escapar y llegar a Francia, donde vivió dos años y de allí a Londres, donde llegó en 1830, ya con 33 años.

José Rodriguez Losada fotografiado por A. Claudet

Un Comité de Ayuda a los Emigrantes le colocó como mozo de limpieza en una relojería…y allí descubrió un mundo ignorado y diferente que le atrajo con gran fuerza. Pronto el dueño se dio cuenta de su gran habilidad e ingenio y no dudó en ascenderle a oficial relojero.

El reloj de la Puerta del Sol por Javier Abella

Cuando su jefe falleció en 1838 Losada se convirtió en el alma del negocio ubicado en el número 105 de Regent Street la mejor calle comercial y le expandió de tal forma que él llegó a ser el primer relojero del mundo.

El reloj de la Puerta del Sol por Javier Abella

Y curiosamente sabemos tantos datos sobre esta parte de su vida nada menos que por José Zorrilla a quien Losada ayudó a salir adelante en Londres y que fue testigo directo del gran éxito del relojero español.

Rodríguez Losada falleció en Londres el 6 de marzo de 1870, con 73 años tras haber fabricado 6.275 relojes, la mayoría de bolsillo, pero también de sobremesa, de torres, cronómetros de marina y un largo etcétera.. Dejó al morir una notable herencia a sus herederos que al no tener hijos pasó a sus hermanas, a su médico a sus sirvientes y a su sobrino Norberto, que quedó al frente del taller hasta 1890…cuando ya la escuela de relojería suiza había superado a la británica.

El reloj de la Puerta del Sol de José Rodriguez Losada

En 1859 Rodriguez Losada visitó Madrid y en la Puerta del Sol comprobó que el reloj que la presidía no funcionaba debidamente y decidió que él personalmente construiría otro y así dedicó cuatro años a su creación . La precisión y calidad de este reloj le ha convertido en una pieza tan valiosa y significativa solo comparable con el famoso Big Ben del Parlamento británico.

Nota.-

Todos los datos los he obtenido del artículo titulado «El reloj más famoso de España«de Gonzalo Ungidos (Periodista y escritor) con el apoyo técnico del maestro relojero Jesús López-Terradas. Fue publicado en el nº 10 de la revista trimestral Ilustración de Madrid, en el invierno de 2008/2009; páginas 33 a la 38- y con 10 magnificas fotografías de Javier Abella.

La del propio Rodriguez Losada fue hecha por A.Claudet (c. 1860) y la de los dos relojes son de Javier Abella.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.